© 2016-2019 por J. Sergio del Campo Olaso.

Restauración realizada en 2001

 

El órgano de la iglesia de Santa María la Mayor de Ezcaray, construido por Francisco de Olite entre 1691 y 1692, sufrió sucesivas y significativas transformaciones desde mediados del siglo XVIII hasta la segunda mitad del siglo XIX, tras las cuales quedó solamente la caja del órgano original —notablemente modificada— y una pequeña parte de la tubería. De entre todas estas intervenciones cabe destacar una primera atribuida a algún miembro de la dinastía San Juan, efectuada entre 1755 y 1774, en la que se sustituyó el secreto y se añadieron varios registros de lengüetería de fachada; una segunda anónima, que tuvo lugar en 1822, y en la que muy posiblemente se pintó el frente de la caja; y una tercera realizada entre 1867 y 1868 por Manuel López de Cadiñanos, en la que se sustituyeron varios registros, se renovó la fuellería, y se colocaron secretillos adicionales con objeto de ampliar la extensión del teclado de 45 a 54 notas.

 

En esta restauración, complicada y laboriosa, se han conservado los elementos que formaban parte de la evolución histórica del instrumento y que mantenían coherencia entre sí. Se ha establecido una disposición lógica que contemplara la disposición primitiva de 1691, pero sin renunciar a los procesos evolutivos incorporados a lo largo del siglo XVIII. Se ha conservado la caja del órgano tal y como había llegado hasta nosotros; mantenido la extensión de 45 notas para el teclado, impuesta por el número de canales del secreto colocado en el siglo XVIII; mantenido los tubos más antiguos junto con aquellos de los registros de lengüetería incorporados con la colocación de dicho secreto; construido nueva la tubería faltante; adecuado la ubicación de los tiradores en el espacio asignado en el mueble original; restablecido el espacio original de la consola y colocado un nuevo teclado acorde con la estética del instrumento, etc.

Órgano de Santa María la Mayor de Ezcaray