© 2016-2019 por J. Sergio del Campo Olaso.

Restauración realizada en 2008

 

La sociedad Otaño y Cía. creada en 1916 y establecida primeramente en la calle Estación nº45 de Vitoria y posteriormente en el Campillo —junto al antiguo seminario—, estuvo regentada por Hilario Otaño, hermano del P. Nemesio Otaño. Entre 1922 y 1923, con objeto de ampliar sus negicios, contempló la posibilidad de dedicarse la fabricación y venta de armóniums. Si bien en un primer momento la dirección técnica para la construcción de los instrumentos fue ofrecida al organero catalán Rafael Puignau, al no ser aceptada por éste, se hizo cargo de la misma Juan Melcher, coincidiendo con el establecimiento de sus nuevos talleres para la construcción de órganos en Vitoria. Hasta entonces la empresa que surtía de armóniums a Otaño y Cía. para su venta era la fábrica de órganos Eleizgaray y Cía. de Azpeitia, operativa entre 1914 y 1934. 

El armónium se encontraba en un estado totalmente ruinoso. Además del abandono y del maltrato sufrido durante muchos años, se encontraba muy afecado por efecto de la carcoma y de la humedad del entorno. Evidentemente, el instrumento no funcionaba desde hacía varias décadas y su aspecto era deplorable. Por este motivo, nuestra propuesta fue abordar una restauración integral del instrumento. Durante el transcurso de los trabajos atravesamos por momentos realmente frustrantes, debido a las considerables disipaciones de aire que se producían bien por el deficiente estado de las maderas a consecuencia de la carcoma, o bien por las deformaciones y agrietamientos de las mismas en todas sus partes. Así todo, con una buena dosis de paciencia, logramos eliminar las disipaciones más importantes y hacer sonar el armónium de la manera más óptima.

Armónium de la Invenvión de la Santa Cruz de Maeztu